Si, si. De Lituania directo a El Munt. ¡Llegada a la casa el 3 de septiembre a la madrugada y boda al día siguiente!

El día 4 por la mañana mucha energía, muchas ideas, muchas manos y mucha ilusión. Todo el mundo de cara al trabajo y con un pim pam, ¡todo listo!

Ernesta y Tadas quisieron hacer una celebración muy intima, con sus familiares y amigos más cercanos. La ceremonia en medio del bosque y con una decoración muy personal, quedó muy bonita. Seguidamente hicieron un aperitivo en el porche de la casa y la celebración continuó alrededor de una fantástica mesa imperial en el comedor de la casa. Una cena muy animada y con muchos parlamentos. Y la fiesta no terminó ahí, ¡siguió con unas grandes ballaruques en el porche de la casa!

Una boda diferente con una decoración poco habitual. Pero una decoración muy cálida y … porque no decirlo … un poco navideña, ¿no creen?

Ah, y no se pierdan las súper fotos con el rebaño. ¡Totalmente improvisado y más que original!

Masía El Munt

Organitzación: El Munt

Catering: 21 de Marzo

Decoración: Curriu

Share
This

Post a comment