Tenían muy clara la fecha para la boda, y es que la escogieron muy bien. Tenía que ser el 23 de Abril, el día de San Jordi, el día de los enamorados en Catalunya. ¿Y qué mejor día que este para declararse un «sí, quiero»?

Lourdes y Rubén decidieron hacer una boda íntima, con su gente más cercana, e hicieron una boda donde no falto ningún detalle porque todo quedase muy bonito.

El bosque estaba precioso para la ceremonia, y el aperitivo en el porche quedo espectacular. Para la comida, escogieron las caballerizas, una sala idónea para grupos pequeños, ¡y la mesa quedo fantástica, tanto por la comida como para la decoración!

¡Vaya, que no lo podían preparar mejor para vivir un día fantástico!

¡Felicidades, pareja!

Espacio: Masía El Munt

Organitzación de eventos: Platitos de Azúcar

Fotografía: Gisel Corbo Photography

Catering: El Taller Càtering

Decoración: Platitos de Azúcar

Share
This

Post a comment