La boda de la Kristy y el Mark empezó bien, ¡pero terminó más que perfecto!

Tuvieron un tiempo para todo. Mirad, mirad….

Tiempo para una sesión de fotos divertida y romántica después del “first look”;

tiempo para una agradable ceremonia en el jardín con un brindis final con cava para celebrar el amor de Kristy y Mark;

tiempo para un aperitivo muy relajante e informal con tapas de siempre, con grandes discursos de diferentes miembros del grupo que, por cierto, ¡muy divertidos, emotivos y sinceros!, fotos divertidas, buena música;

tiempo para una fantástica cena de verano junto a la piscina, con diferentes variedades de paellas para chuparse los dedos!;

y tiempo para una larga noche de baile ¡muy desenfrenada! ¡Es bonito ver los amigos, los padres, los amigos de los padres, los padres de los amigos, los abuelos, los primos, … bailando todos juntos! Esta es la prueba perfecta de que el día ha sido un gran éxito.

E incluso, todos tuvieron tiempo de darme miles de gracias por ayudarles a hacer que fuera una boda tan especial. Pero de hecho, esto no es así, quien tiene que dar las gracias aquí soy yo, ¡que estuvieron siempre allí dispuestos a ayudar con una buena sonrisa y me hicieron pasar un día de maravilla! ¡Una boda FANTÁSTICA!

Espacio: Masía el Munt. Cal Bernadàs

Organitzación y planificación: Anna Niubò. Cal Bernadàs.

Fotografía: Fotografia Sitges

Vídeo: OneDayOneSong

Catering: Lee Pennington

Sonoritación y DJ: Parèntesis Grup

Perruquería y maquillaje: Teresa Snowball

Ramo de novia y damas de honor, botoniers: Molist Floristes

Decoración: DIY

Share
This

Post a comment