Amor de siempre

Marta y Toni son de esas parejas tan bonitas. De esas parejas tan especiales que se aman des de hace un montón de años, desde cuando aún eren unos críos, y el amor entre ellos cada día es un poco más grande.

Decidieron casarse en la Cabana y fué un placer poderlos ver ese dia tan radiantes y llenos de felicidad.

Empezaron con una divertida ceremonia en el jardín que hay a la llegada de la Cabana, amenizada con un cura muy particular. Pero os debemos confesar un secreto… nosotros sufrimos un poquito durante la ceremonia, porque había unas nubes que se iban acercando hasta que de repente, empezaron a caer algunas gotas. Ay, ay, ay! Corrimos hasta los novios para facilitarles un paraguas y de golpe, las nubes desaparecieron, ¡qué ilusión!

Después de la divertida ceremonia y de tirar al cura en la piscina, la celebración continuó con un buen aperitivo alrededor de la piscina y con una comida al exterior de la casa. Y la fiesta terminó con un baile muy animado en la sala de la casa. ¡Y qué marcha!

Fué un placer tener a una pareja tan maja a casa nuestra, y fue bonito verlos marchar tan contentos de como había ido su gran día.

¡Felicidades pareja!

Espacio: Casa rural La Cabana

Fotografía, música y iluminación: Parèntesis Grup

Cátering: El Criollito

Decoración: Curriu

Share
This

Post a comment