Pep y Judit se dicen el "Si" de una forma muy natural

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de enseñaros estas imágenes de Judit y Pep. Una pareja fantástica que decidió decir-se el “SI” a casa nuestra, en la casa rural La Cabana. Para Judit muy cerca de casa; para Pep un poco más lejor ya que decidió traer a tota su família y amigos de Mallorca.

 

Judit y Pep son una pareja muy entrañable que preparó su boda con mucha ilusión desde el principio.

Pep quería hacer una sorpresa a Judit, y contrató a un chofer con un coche antiguo que la fuera a buscar a casa para llevarla en medio del, donde se habían de decir el “sí”. Si, si, en medio del bosque! Un nuevvo espacio que habíamos arreglado justo al lado de la Cabana, un bosque de encinas muy acogedor e ideal para los amantes de la naturaleza. Pep y Judit, el día que vinieron a conocer la casa enseguida tuvieron claro que querían hacer la ceremonia ahí. Y les quedó precioso!

Terminada la ceremonia, el jardín alrededor de la piscina estaba espectacular con las paradas instaladas por el catering Cal Blay, y los olores que se sentían hicieron correr todos los invitados, que disfrutaron mucho y bajo un cielo radiante.

La comida, también en el exterior, además de exquisita fue más que animada porque los novios y los invitados no pararon nunca de bailar. Qué marcha!

Y los bailoteos siguieron después, en el patio de la casa, con unos novios y unos invitados muy animados y dispuestos a pasarlo más que bien.

La boda de Judit y Pep fue fantástica, de hecho, no podía ir de otra manera. Pep y Judit no perdieron nunca la sonrisa y las ganas locas de pasarlo bien. Ambas familias eran simpáticas, animadas y estaban felices de estar celebrando la boda de Pep y Judit. Y los amigos eran entregados, cariñosos y … qué marcha que llevaban!

Vamos, que un fiestón como debe ser, de los grandes, grandes!

Casa rural La Cabana. Cal Bernadàs.

Catering: Cal Blay

Música, fotografia y vídeo: Parèntesis Grup

Decoración: Curriu

Share
This

Post a comment